Míster Pepe: un gran profesional

16 Apr 2019

Por: Ángela Valenzuela y Belén Suazo

8° básico

 

         A través del movimiento y el ejercicio, los estudiantes pueden alcanzar un bienestar físico y emocional, lo que les permite mejorar las condiciones en las que se educan.

Llevar una vida más activa en el colegio y en el hogar, no solo mejora el cuerpo, sino también la mente. Entendiendo ello, fue que a fines del siglo XIX se incorporó la educación física como una clase obligatoria en todas las escuelas, pero tan solo dos horas eran destinadas a esta clase.

En el año 2016 se agregaron dos horas más al programa de Educación Física. Pero, para que las clases se lleven a cabo, se debe contar con un profesional y, en este sentido, el H.C.A cuenta con la activa participación de José González, más conocido como míster Pepe.

 

Su apoyo hacia el deporte

En el Hans Christian Andersen se trata de incentivar a los jóvenes y a sus familias a que realicen actividad física y a que lleven una vida sana. Al respecto, José González, kinesiólogo y a la vez profesor de Educación Física, es un actor fundamental en este proceso, pues siempre está liderando actividades ligadas a la vida sana y el deporte.

Una de las actividades que se desarrollan en el colegio es el montañismo, actividad que realiza junto a los alumnos de cada generación de cuarto medio. También el baile es esencial, actividad que se pone en práctica en Fiestas Patrias y en las Veladas Aniversario del Instituto. Siguiendo con esta práctica, actividades familiares como la Cicletada Familiar son lideradas por mister Pepe, donde el objetivo incentivar al deporte a todos los integrantes de la familia y al resto de los docentes. Al respecto, José González, agrega: “El ejemplo es uno de los factores que motivan a los niños a hacer actividad física, al ver que realizo montañismo, y actividades deportivas, se demuestra el ejemplo donde pueden ver que sí es bueno. Y ver que, a la salida de cuarto medio, practican deporte y llevan una vida sana, es un gran logro para mí”.

 

Su relación con la comunidad educativa

Este profesor lleva más de 30 años educando en el Hans, donde además de ayudar a mantener una vida saludable, trata de hacer felices a los niños. La secretaria del instituto Mirta Rivas lo confirma: “Los alumnos confían plenamente en él; los cursos en los que ha tenido jefatura cambian demasiado y los niños se sientes bien con él. Es un hombre responsable, dedicado y preocupado de los alumnos, es maravilloso y una gran persona. Siempre trata de innovar cosas nuevas y hacer feliz a los más pequeños”.

Al ser consultado sobre lo que expresan sus compañeros de trabajo, mister Pepe aclara: “Mi relación con los niños es súper buena, aun así, ahora estoy más viejo y me he vuelto un tanto mañoso, soy más estricto, pero aun así quiero demasiado a mis alumnos, claro que con los más pequeños es más difícil, pero igualmente puedo trabajar con ellos. Puedo no caerles bien a todos, pero siempre existe respeto y cariño mutuo”.

Estas buenas relaciones son visibles, pues se observa a los niños felices y seguros, con personalidad y confianza, no sólo hacia míster Pepe, sino que además hacia los demás profesores.

Existe un gran lazo de cariño entre docentes y estudiantes, lo que además conlleva a un respeto mutuo entre toda la familia escolar del Instituto Hans Christian Andersen.

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes